18 ene. 2015

RECORRIENDO PUENTE RA



           Siendo mi mujer riojana tiene delito que hasta hace bien poco no conociera la Sierra de la Cebollera. Sin duda un entorno plenamente cromático si se coge en un  gran momento de un gran otoño (Vamos!, todo lo contrario al de éste año). Sin embargo el lugar te acoge al son del agua, siempre corriente y abundante, repleta de bolas de granito y vistiendo luminosos colores a ambos márgenes a pesar de no haber sido un buen otoño. Sólo queda ponerse a caminar hacia las cascadas de Puente Ra, ruta  como dijera aquel "fácil, sencilla y para toda la familia". Lugar que sin duda visitaré en próximas ocasiones.

          Para las tomas mi inseparable polarizador para realzar los tonos otoñales y eliminar reflejos indeseados en el agua y cómo no,  trípode. 



                                                                          f22     0,3s     20mm     ISO400




                                                                         f22     2s     19mm     ISO100





3 ene. 2015

REFLEJOS DE BELLEZA


        Buenas amigos!! y FELIZ AÑO A TODOS!

       Os presento una imagen que corresponde a los Amitges, situados a 2400m de altura en el Parque Nacional de Aigüestortes. Son algo más de 9 km hasta el refugio desde el parking que se encuentra tras cruzar la población de Espot y la última pendiente lo cierto es que se las trae; si además aderezamos el ascenso con chaparrones intermitentes y ciertas corrientes ventosas la situación se tornaba complicada y la idea de salir en retirada merodeó nuestras cabezas en varias ocasiones. Sin embargo la ilusión por culminar la etapa, las vistas cada vez más grandiosas y el sudor derramado hasta llegar  allí nos hicieron desestimarlas casi de inmediato. Tras advertir un par de ardillas jugando al "corre que te pillo" alrededor de un árbol y mientras comprobábamos que los pinos sirven muy dignamente para resguardarse de la lluvia cogimos los bastones de trekking y procedimos a la embestida de la inclinada rampa.

      Una vez arriba las emociones son intensas, más si cabe, cuando por circusntancias meteorológicas te encuentras a tí y a tu señora esposa sólos admirando una belleza complicadamente descriptible. Agujas de roca, pinos y aguas de espejo te esperan en lo alto. 

     Tras unos pocos selfis (ya sin entrecomillado que está aceptada ;) para dar muestra de nuestro logro personal; desplegué el trípode y tras un buen rato encuadrando y reencuadrando me decidí por el que os muestro a continuación. En dos ocasiones tuve que encapuchar la canon y resguardarme yo también porque caían unos chaparrones de órdago, pero el que haya andado por ésas alturas sabe que el tiempo es muy cambiante lo que unido a mi tozudez nos hizo aguantar y finalmente ser recompensados con la abertura de algunos claros. Para la toma polarizador, dos degradados hard de 0,6 y 0,9 y trípode.  Blending manual de dos tomas, una para cielo y otra para todo lo demás.


       Cielo:   f10        1/10s       ISO 400     40mm
                                                                                                    Rocas:  f10        1/4s         ISO 400     40mm