9 jul. 2012

                            

                                 ERROIARRI: A medio camino entre Eskas y Artikutza.



     Desde el barrio de Altzibar en Oiartzun emprendemos una ascensión no falta de curvas hasta llegar a Eskas por la GI- 3631 durante 13 km .Junto a la casa del guarda disponemos de un parking para dejar el vehículo. Nos ponemos en marcha a pie, cargado con tonelada y media de equipo y bajo la inconfortable, desapacible y para nuestra labor de hoy, fabulosa lluvia. Cruzamos la valla y emprendemos el camino hacia el bosque, como a unos 500 metros encontramos una desviación a mano izquierda con un cartel informativo de madera con ilustraciones y todo. Aquí empieza lo bueno, comenzamos el camino hacia Artikutza, disfrutando de un entorno encantador. En seguida llegamos a un descenso más abrupto rodeados por algunas hayas y con el sonido del baile del agua de fondo. Una vez abajo debemos cruzar el río por un puente de madera  que recientemente han cubierto con un entrelazado metálico para evitar más de un susto. Un poco más adelante deberemos cruzar otro puente similar, y unos metros después comenzaremos a subir manteniendo el margen del río a mano derecha.  A medida que subimos, los ecos del agua van in crescendo hasta que por fin llegamos al borde de la cascada. Según la estación que sea tendreis más o menos visibiliad de la misma  por lo tupido del ramaje.

     Aquí es donde empieza la aventura,toca descender  cada uno como  pueda hasta la falda de la cascada. Lo más sencillo sería dejarse caer y que la gravedad y la inercia hicieran el resto pero no es plan de rompernos la crisma a la primera de cambio o peor aún romper nuestro equipo. Con lo cual, poco a poco y con cuidado, pies en paralelo y dibujando amplias “eses” fue mi estrategia para el descenso . Cada cual que aplique la suya y si alguien conoce  otro acceso más sencillo que por favor nos lo haga saber.


     Una vez abajo me puse las botas de pescador y aunque el objetivo 17-50 se  queda un poco escaso  para fotografiar elementos cercanos de un tamaño considerable algo conseguí. He aquí una muestra de ello. Es un lugar bastante abierto a pesar de lo que pueda parecer y hay que tener cuidado con la filtración de la luz. Por suerte o por desgracia aquel día tocó lluvia y ayudó a que la consiguiera bastante uniforme aunque planteó grandes dificultades con las gotas sobre la lente.


















Exposición
Diafragma: F/22
Velocidad de obturación: 1,6s
Modo de exposición: Manual
Medición: Puntual
Sensibilidad ISO: ISO 100















      Observé a mi alrededor y no encontré elementos para el pp (primer plano) que me puedieran aportar algo compositivamente, salvo una pequeña planta que como peluca natural iría bien, aunque sólo fuera para una única puesta.





Exposición:
Diafragma: F/22
Velocidad de obturación: 1,6s
Modo de exposición: Manual
Medición: Puntual
Sensibilidad ISO: ISO 100



       Finalmente decidí ir río abajo porque de mi anterior visita  recordaba un pequeño pero hermoso salto de agua que me había llamado la atención y que junto con el verdor de las hojas  bastó para justificarme la foto. La lluvia generaba unos reflejos en las rocas muy incómodos que pude neutralizar gracias al polarizador .



                                                           
                         















Exposición:
Diafragma: F/22
Velocidad de obturación: 4s
Modo de exposición: Manual
Medición: Puntual
Sensibilidad ISO: ISO 100















       Tras darme cuenta que estaba de agua hasta arriba, que mi mujer estaría mirando el reloj a cada minuto y  yo sin cobertura en el móvil decidí que era buen momento para regresar a casa. El ascenso? Otra aventura, pero no quedaba más remedio que volver, así que con mucho esfuerzo y cantidades industriales de barro logré ascender. Ciertamente es complicado hacerlo de ésta manera y hay que tener mucho cuidado si os aventurais a ello.


    


Ver Erroiarri en un mapa más grande